¿Qué es la rosácea?

¿Qué es la rosácea?

  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

¡Hola! Hoy queremos contarte sobre este problema que padecen muchísimas personas. Si eres una de ellas animate a comentarnos abajo qué tratamiento llevas adelante.

La rosácea es una enfermedad crónica de la piel que afecta a la cara, y también puede llegar a los ojos. Produce enrojecimiento, vasos sanguíneos visibles y aparición de pequeños bultos rojos llenos de pus. Se puede confundir con el acné, o con reacciones alérgicas. Es más habitual en mujeres y suele aparecer en la mediana edad.

Causas de la rosácea

Realmente se desconoce qué causa la rosácea pero parece que puede deberse a una combinación de factores ambientales y hereditarios como:

– Consumir bebidas calientes y comidas picantes.

– Exposición a la luz solar o al viento.

– Exposición a temperaturas extremas.

– Estrés emocional.

– Fármacos que dilatan los vasos sanguíneos.

– Alcoholismo.

– Tabaquismo.

– Antecedentes familiares de rosácea.

Ser mujer, tener la piel clara, tener más de 30 años y tener la piel dañada por el sol son algunos de los factores que predisponen a padecer rosácea.

Síntomas de la rosácea

El enrojecimiento facial es el principal síntoma de la rosácea. Suele aparecer en la zona central del rostro. Los vasos sanguíneos de nariz y mejillas se inflaman o hinchan. También aparecen protuberancias inflamadas y rojizas en la piel que parecen acné. Puede haber un agrandamiento de la nariz que presenta un aspecto bulboso (rinofoma).

Se puede sentir la piel caliente y sensible; ojos resecos e irritados; y párpados inflamados y enrojecidos.

¿CÓMO AFECTA EL CALOR DEL VERANO A LA ROSÁCEA?

Un gran porcentaje de las personas con rosácea sienten que empeoran en verano, lo cual es bastante normal ya que tanto el calor como la exposición solar que, como ya sabes, son dos de los factores que agravan y/o desencadenan los brotes de rosácea, son más intensos en verano.

Las altas temperaturas favorecen la vasodilatación de los capilares, los pequeños vasos sanguíneos que riegan el rostro y con ello aumentan el enrojecimiento, la sensación de ardor, la picazón, etc. Además el uso de aires acondicionados favorece la sequedad de la piel, dejándola menos protegida ante las agresiones externas.

También en verano suele producirse un aumento de la actividad física, principalmente al aire libre, y un cambio en los hábitos de alimentación y en la toma de bebidas alcohólicas. Estos factores, al igual que ocurre con el calor y la radiación solar, contribuyen a la aparición de nuevos brotes.

Y por último, son habituales los baños en el mar y en las piscinas, siendo tanto el salitre como el cloro especialmente irritantes para la piel con rosácea.

CONSEJOS PARA CUIDAR LA PIEL CON ROSÁCEA EN VERANO

Si sufres de rosácea, tanto tus rutinas como los cuidados que proporcionas a tu piel durante esta época, deben ser aún más cuidadosos y específicos para lograr eludir una recaída.

  • Evitar en la medida de lo posible la exposición solar es uno de los cuidados fundamentales que debes tener en verano con tu rosácea. Impedir por completo la exposición es complicado, pero intenta  evitar el sol en las horas centrales del día.
  • Deberás utilizar una crema solar adecuada para pieles sensibles y que tenga un índice de protección elevado, sin olvidarte de reaplicarla cada dos horas o tras el baño. La protección física que consigues con la ropa, un sombrero, los lentes de sol, la sombrilla, etc. es muy importante también.
  • Si vas a realizar ejercicio físico, mejor hazlo por la mañana antes de que se alcancen las temperaturas más elevadas.
  • Ten precaución con los baños en el mar y/o la piscina y siempre que sea posible, enjuaga tu piel con agua tibia para eliminar los restos de salitre y cloro.
  • No te olvides de aplicar tu tratamiento, tanto médico como los productos cosméticos complementarios que uses habitualmente para mejorar el estado de tu piel.
  • Evita los excesos alimentarios, las bebidas alcohólicas, etc.

Si sigues los cuidados que te proponemos y no te olvidas de usar los productos adecuados para el cuidado de tu piel, verás como este verano disfrutarás al máximo sin la compañía de ningún brote de rosácea.

¡Nos leemos pronto!

Fuente: La Vanguardia

Deja una respuesta