En este momento estás viendo Los diez ingredientes más usados en cosmética natural

Los diez ingredientes más usados en cosmética natural

  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:7 minutos de lectura

Aceite de macadamia, manteca de karité o arcilla son algunos de los ingredientes extraídos de la naturaleza que ganan cada vez más importancia en la cosmética. Algunos de ellos los podrás encontrar con facilidad en muchos productos en nuestro mercado, otros son un poco más difícil por tratarse de componentes que no son de nuestra zona.

¿Cosmética natural, orgánica, bio…?
Posiblemente hayas visto en varios de los productos de la tienda los sellos que clasifican los productos como naturales, ecológicos, bio u orgánicos.
A veces es complicado diferenciarlos, ya que tienen en común que sus componentes son de origen natural y utilizan un método de elaboración respetuoso con el medioambiente.

Lo que es importante tanto en la cosmética natural como en la ecológica son los ingredientes y el tratamiento que se les da en el proceso de producción. Pese a que actualmente no existe una regulación pública que delimite claramente cuándo se puede hablar de cosmética natural, ecológica y orgánica, sí hay normativas privadas que ordenan este tipo de productos y que han sido desarrolladas por entidades especializadas en el sector.

Por ejemplo, existe cierto consenso en que los cosméticos naturales son aquellos productos que utilizan materias primas de origen natural, que han pasado por un proceso de transformación posterior sencillo, con la mínima intervención de aditivos o transformaciones químicas, y que han utilizado únicamente aquellos procesos que no son perjudiciales para el medio ambiente y la salud de las personas, indica Nuria Alonso, responsable de certificación de BioVidaSana.

La cosmética natural usa materias primas de origen natural; mientras que la ecológica requiere que, además, se produzcan según las normas de agricultura ecológica.

“Estos criterios incluyen la no utilización de fertilizantes, pesticidas ni herbicidas químicos, entre otros”, señala Alonso. “Los ingredientes ecológicos tienen que estar certificados para poder reconocerse como tal”.

¿Cuáles son esos ingredientes?
Son todo tipo de aceites vegetales, aceites esenciales, hidrolatos, ceras, mantecas, extractos naturales de plantas. También hay ingredientes minerales, como arcillas o sal, entre otros. 

Algunos de los más frecuentes pueden ser:

   Aloe Vera   

Es una de las plantas más valiosas y más utilizadas en cosmética por sus múltiples beneficios para la piel y el cabello, gracias a su alto contenido en aminoácidos, minerales, vitaminas y enzimas. El gel que contiene la planta en el interior de sus hojas se usa como un valioso remedio cutáneo. Este gel actúa creando un manto protector y refrescante que proporciona y retiene la humedad. El aloe vera cuenta con más de un 95 % de agua y contiene más de 200 nutrientes esenciales para el organismo. En el INCI, abreviatura de International Nomenclature Cosmetic Ingredient, el listado de ingredientes que lleva cada producto cosmético, se encuentra registrado como Aloe Barbadensis Leaf Juice, que es como lo veremos en las etiquetas.

  Aceite de Chía  

Es una fuente vegetal de grasas omega 3, 6 y 9. Los especialistas aseguran que ayuda a aumentar la producción de colágeno, actuando como agente antienvejecimiento. El omega 3, además de regular el estrés hormonal, lucha contra las arrugas, el acné, las imperfecciones y deja la piel con un aspecto más suave y joven. En la actualidad el aceite de las semillas de chías es muy utilizado en cosmética natural, y su aceite se extrae mediante presión en frío de estas semillas.

   Aceite de Macadamia   

Este aceite contiene ácidos oleicos, linoléicos, esteroles y antioxidantes que calman y nutren en profundidad la piel. Además es un aceite súper potente para el cabello, ya que lo rejuvenece sin tapar el poro, al tratarse de un aceite muy parecido al que produce el sebo humano. Aseguran que es ideal para regenerar puntas abiertas y combatir el frizz. Hidrata y fortalece el cabello evitando su caída.

El aceite de macadamia se obtiene del prensado en frío de la grava de la nuez de macadamia. Podrás reconocerlo en el INCI como Macadamia Ternifolia Seed Oil.

  Manteca de Karité   

Uno de los ingredientes más elegidos en la cosmética natural, considerado muy beneficioso para la piel es la manteca de karité, ideal para pieles secas, con gran poder regenerativo, y cualidades para ganar en flexibilidad y suavidad. Es un gran hidrante y posee vitaminas A, D, E y F. La manteca de karité se obtiene de la grasa extraída de la nueces del árbol de karité, procedente de África.

   Rosa Mosqueta   

El aceite de rosa mosqueta lo recomiendan los cirujanos para mejorar los procesos de cicatrización. Eso indica que es un poderoso regenerador de la piel, gracias a que mejora la hidratación. También es un gran aliado contra el acné, y útil para eliminar el rastro de cicatrices que deja. Además está considerado un buen agente contra las estrías.

   Aceite de Argán   

Este aceite ha ganado mucha popularidad en los últimos años. Con un alto porcentaje de ácidos grasos esenciales (80%) y tocoferoles antioxidantes (vitamina E), es de los más solicitados para cuidar la piel, el cabello, uñas y para combatir los radicales libres responsables del envejecimiento prematuro. Comúnmente es llamado ‘oro líquido’.

   Arcilla   

La arcilla se usa con frecuencia para mascarillas y cremas faciales. La composición básica de los diferentes tipos de arcilla es muy similar, sin embargo, la mayor presencia de un mineral en concreto o su estado evolutivo hace que se presente en diferentes colores con determinadas aplicaciones (blanca, roja, verde). Es una sustancia rica en multitud de minerales que ejerce un efecto calmante, regenera la piel y estimula el sistema circulatorio. Es muy usada en tratamientos rejuvenecedores, anti acné, para la mala circulación y para pieles sensibles entre otras indicaciones.

   Extracto de Romero   

El romero actúa como un potente antioxidante, y su extracto protege la piel contra los radicales libres, responsables del envejecimiento cutáneo. La planta del romero ha sido utilizada durante mucho tiempo como remedio curativo por su naturaleza antiinflamatoria e ingredientes antisépticos.

   Aceite de Palta   

Este aceite vegetal se obtiene por presión en frío del hueso y la pulpa del aguacate o palta como lo conocemos en Uruguay. Rico en antioxidantes, ácidos grasos, proteínas y minerales. Contiene vitaminas E, A, B2, B3. Aseguran que su efecto protector y regenerador preserva la piel de los agentes externos. También actúa como emulsionante.

   Extracto de Camomila   

Extraído de las flores de manzanilla, el extracto de camomila se ha utilizado durante miles de años para diversos fines medicinales. Los extractos de manzanilla se utilizan en los productos cosméticos por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes, especialmente adecuadas para pieles sensibles o irritadas.

Te invitamos a visitar nuestra tienda online y conocer todos los productos de cosmética natural que tenemos para vos.

 

Fuente: La Vanguardia

¿Te gustaría compartirlo?

Deja una respuesta