¿Cuidás tu contorno de ojos?

¿Cuidás tu contorno de ojos?

  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:5 minuto(s) de lectura

¡Hola, hola! ¿Cómo va todo hoy?

Queremos que nos sinceremos… hay pocos productos que solucionen todas nuestras necesidades a la vez, ¿verdad? Más si hablamos de un cuidado específico como la piel de nuestro rostro, y puntualmente, en nuestros ojos. 
Primero te contamos un truco: fíjate en la necesidad que tiene tu piel, no en cuál es su tendencia. Es importante que prestes atención a si tu contorno tiene un tono más oscuro, bolsas, líneas de expresión o está muy seco, más que en si tienes la piel grasa, acneica o sensible. La zona del contorno de ojos es especialmente delicada y necesita cuidados más especfícos que los que de nuestra piel en general.

La mayoría estamos en un conflicto constante cuando se trata de si se necesita una crema para los ojos en nuestra rutina de belleza o no. Estamos aquí para arrojar algo de luz sobre el asunto.
Las cremas para los ojos tienden a ser más caras y, a menudo, uno puede dudar sobre si la delicada piel debajo de los ojos realmente se beneficiaría de estos productos cosméticos especiales. Dicho esto, las cremas para los ojos no son esenciales pero tienen sus propias ventajas.

La piel alrededor de los ojos es particularmente fina y no posee glándulas sebáceas, lo que significa que no puede producir ningún aceite. Al mismo tiempo, esta área tiende a ser propensa a la sequedad y las líneas de expresión. Una crema para los ojos que sea rica en ingredientes nutritivos y antiinflamatorios como los ácidos grasos esenciales puede ayudar a proporcionarle la hidratación necesaria.

Aquí debemos conseguir un balance delicado, ya que los ojos son excepcionalmente sensibles y pueden sufrir fácilmente de picazón o irritación. Por lo tanto, al optar por una crema para los ojos, es vital que la selección del producto no contenga ingredientes irritantes, como alcohol o fragancias sintéticas.

Para obtener mejores resultados, recomendamos aplicar el contorno de ojos por la mañana después de tonificar y antes de aplicar tu hidratante diaria. Da toquecitos suavemente con la crema a lo largo del pómulo superior permitiendo que el área de los ojos absorba la crema hacia la región del ojo. Esto asegura que la piel absorba la cantidad óptima de hidratación.

Consejo: Estimula suavemente la piel alrededor de los ojos masajeando ligeramente la crema en la piel, dando toquecitos  alrededor de las cuencas de los ojos con el dedo anular. Recuerda, cuando se trata de cremas para los ojos, menos es más. Es mejor aplicar una capa fina de crema para una mejor absorción. Si se aplica demasiada crema en el área delicada, podría provocar hinchazón e irritación.

¡Algo muy importante!
Protección UV – SIEMPRE
Estés a favor o no de la crema para el contorno de ojos, es esencial proteger la piel contra los efectos nocivos del sol con la ayuda de SPF mineral, ya que proporcionan protección instantánea inmediatamente después de la aplicación. Las gafas de sol, el maquillaje con un SPF de 30 o más y un sombrero son importantes medidas de protección adicionales.

¿Qué te recomendamos?
En Da Naturaleza, tenemos una amplia selección de cremas hidratantes y puntualmente para los ojos el Contorno de Ojos de la marca Amirah.
Es ideal para recuperar y revitalizar el contorno de los ojos, evitando bolsas y ojeras.

Alivia y suaviza las líneas de expresión y arrugas. La fórmula está ideada por su suavidad y textura para esa zona.
Se puede usar por las noches, como iluminador de maquillaje y por las mañanas en nuestra rutina diaria.

Otros consejos…

– Lo llaman Sleeprevolution, pero no es más que el clásico consejo de belleza y salud: duerme (al menos) ocho horas. Descansar correctamente, te ayudará a tener tus ojos más relajados, forzarás menos el parpadeo típico del cansancio, y evitarás las bolsas de ojos provocadas por agotamiento y acumulación de líquidos.

– ¡Bebe agua! La cantidad diaria recomendada es de 1,5 a 2 litros de agua. Te ayudará a eliminar toxinas y a prevenir la hinchazón de las bolsas debajo de los ojos, que muchas veces se originan por culpa de una acumulación excesiva de toxinas y líquido.

– Si tienes un evento y tus ojeras y bolsas son muy visibles, un truco infalible es humedecer unos algodoncitos en loción hidratante, depositarlos en el congelador unos minutos y aplicarlos a continuación sobre tus ojos. El frío realizará una vasoconstricción y provocará una aceleración del riego sanguíneo deshinchando el párpado. Para culminar, efectúa una gimnasia facial de tecleteo, te sorprenderá el resultado.

Te invitamos a pasar por nuestro almacén y buscar los productos naturales que más se adapten a vos.

Cualquier duda que tengas, no te olvides que estamos aquí para ayudarte y asesorarte.

¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta