7 Medidas para reducir la producción de residuos en casa

7 Medidas para reducir la producción de residuos en casa

  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:6 minutos de lectura

¡Hola!

Empezamos Junio, el mes del medio ambiente y queremos contarte 7 simples acciones que aplicamos en nuestros hogares para reducir los residuos que generamos.

Ya sabemos que la Tierra es nuestro único hogar y que es  nuestra responsabilidad colaborar desde casa con el cuidado del medio ambiente, pero aún hay muchas personas haciendo oídos sordos a esto.

Nos parece super importante que estas acciones las llevemos adelante todas las personas, y sigamos contagiando a todos los que podamos. ¡Es por nuestro planeta!

Sin más vueltas, ¡vamos allá!

1- USAR BOLSAS DE TELA EN LUGAR DE BOLSAS PLÁSTICAS
Esta pequeña acción reducirá significativamente la cantidad de basura que se produce. En Uruguay tenemos la suerte de que se aprobó la medida de que las bolsas se cobren en los comercios y esto lleva a las personas a usar mucho más la “chismosa”.

Siempre se puede llevar una bolsa de tela cuando se va de compras, en lugar de tomar una bolsa de plástico del vendedor. Es simplemente pensar en el futuro, tener  algunas bolsas de tela y dejarlas de tal manera que no nos olvidemos de ellas cuando vayamos a la tienda, por ejemplo, en la cajuela del automóvil, cerca de la puerta de salida, etc.

En caso de olvidar la bolsa al ir a la tienda, ¡aún se puede reducir la cantidad de basura! La mayoría de las tiendas ahora venden bolsas de tela, por lo que se puede comprar si no se quiere más plástico.
El uso de bolsas de tela no se limita a la compra de comestibles. También se pueden usar para la compra de ropa o cualquier otro artículo y ¡quedan hermosas!

2. COMPRAR PRODUCTOS CON MENOS EMPAQUE
Si se compran alimentos envueltos en una bolsa de plástico individual, luego en otra bolsa, en una caja y envuelta en plástico nuevamente, entonces se producirá más basura de la que se desea y ¡en un solo producto!

Lo que podemos hacer es intentar comprar alimentos con un empaque mínimo (o sin empaque) que permitirá ver cómo las montañas de basura se convierten en un pequeño montoncito.
Pero…¿cómo hacemos eso? Aquí hay algunas sugerencias:

  • Puedes ir a los grandes almacenes donde se puede comprar a granel arroz, fideos, té, especias, entre otros. Estos productos pueden ser almacenados en frascos de vidrio reutilizables en casa.
  • Cocinar, no calentar. Las comidas para llevar y las cenas de microondas tienen una gran cantidad de envases que simplemente se tiran. Cocinar lleva más tiempo, pero la comida casera es mucho más sabrosa e higiénica que la comida que se compra en la calle. Además, el cuerpo lo agradecerá.
  • Comprar productos lácteos en envases retornables. Cada vez más compañías lácteas están ofreciendo el sistema de compra en frascos de leche retornables. Esto reducirá en gran medida el nivel de consumo de plástico.
  • Comprar de los agricultores o comercios locales. Estos ofrecen productos frescos y sin envases de plástico, así que se puede llevar una bolsa de tela para las compras.

3. EVITAR LA COMPRA DE BEBIDAS EMBOTELLADAS
El agua y otras bebidas embotelladas son la principal fuente de contaminación ambiental. En algunos lugares, el agua del grifo no es apta para el consumo, pero si este no es el caso, deberías hacer uso de esta. Siempre se puede filtrar en caso de que el sabor no sea agradable. Es más económico y mucho más seguro para la naturaleza.

Si en realidad se quiere abordar seriamente el tema de la conservación del medio ambiente, es necesario deshacerse de todas las bebidas embotelladas. Por ejemplo, en lugar de comprar limonada, hacerla uno mismo.
Si se prefiere comprar bebidas embotelladas, elegir grandes volúmenes. Comprar una botella de agua de 20 litros en lugar de un paquete de 20 botellas.

4. REDUCIR EL USO DEL PAPEL
Si se usan computadoras, es poco probable que se tengan razones para usar mucho papel y producir desperdicio de este. Está bueno que lo tengamos en cuenta para poder tomar medidas y así  reducir la cantidad de papel que se compra y se recibe.

También, podemos hacer uso de papel reciclado, ocupar ambos lados de la hoja al utilizar cuadernos o papel en blanco, leer las noticias en línea y así evitar consumir el diario impreso.

5. HACER DONACIONES Podemos donar aquellas cosas que tengamos de forma innecesaria en nuestros hogares a otras personas u organizaciones benéficas. Puede ser ropa usada, o nueva, artículos electrónicos y otras cosas en buenas condiciones. No deberíamos tirar nada que otra persona pueda utilizar y darle una nueva vida.
También puedes ponerte en contacto con algún centro social local para solicitar ayuda sobre cómo donar muebles, ropa o cualquier otra cosa que ya no se use.

6. TIRAR LOS RESIDUOS Y LOS DESECHOS PELIGROSOS CORRECTAMENTE CLASIFICADOS
Hay algunos artículos para el hogar que no pueden reciclarse y simplemente descartarse; deben desecharse en un lugar especializado. Debemos intentar reducir el consumo de los siguientes artículos y, si se usan, ser responsable de su eliminación:

  • Pilas
  • Pinturas
  • Televisores, computadoras y otros aparatos electrónicos
  • Lámparas de iluminación

Te invitamos a visitar el sitio web www.dondereciclo.uy que te ayudará mucho al momento de saber dónde llevar tus residuos.

7. TENER UN LUGAR DE COMPOSTAJE EN TU HOGAR
Es ideal que puedas elegir un lugar parcialmente sombreado del jardín de la casa. Es mejor colocar la compostera en el suelo o en el césped, pero si se tiene un jardín pequeño, se puede colocar sobre una base de concreto. En realidad, podemos hacer compost en cualquier lugar. Es verdad que en un pequeño apartamento puede ser más dificultoso o poco higiénico, y para esos casos, conocemos varios proyectos que se encargan de levantar el compost de las personas en la ciudad y convertirlo en tierra fértil. Una de ellas es Compost Ciudadano

Aquí compartimos  algunos consejos para crear el espacio de compost:
I

MPORTANTE:  Se puede crear una caja o usar un barril del tamaño requerido para el compostaje. Puede ser en cajones de verdura, o en un tarro de pintura limpio.

AQUÍ compartimos este enlace para que puedas ver varias opciones de compostaje casero.

Es cuestión de hacer un hábito de estas medidas que quizá hoy cueste un poco recordarlas y hacerlas, pero a la larga será un beneficio para todos. Así que lo importante es mantenerse perseverantes hasta lograrlo y compartir la experiencia con personas cercanas, para que también se unan al reto.

Nos encantaría que nos cuentes qué acciones has tomado en el día a día para sumar tu granito de arena para mejorar el planeta hermoso que tenemos en nuestras manos.

¿Te animás?

Nos leemos pronto, abrazo grande!

 

Da Naturaleza

Deja una respuesta